martes, 23 de septiembre de 2008

Ejecutar aplicaciones de forma segura

Si eres de aquellos usuarios que suele experimentar con programas bajados de Internet, seguramente utilizas el antivirus para comprobar que el programa esté limpio y no tenga incluido ningún troyano, spyware, etc. Sin embargo, a veces las cosas no son tan sencillas y el antivirus no detecta siempre esta clase de virus.

No obstante, windows xp nos provee de una forma segura de ejecutar programas sospechosos. Si abres el explorador de archivos y le das click derecho sobre un archivo ejecutable, notarás en el menú emergente la opción Ejecutar como..., al seleccionarlo, observarás que aparece un cuadro de diálogo en el que puedes elegir como qué usuario deseas ejecutar el archivo. La opción que aquí nos interesa es checar la casilla Proteger mi equipo y mis datos contra la actividad de programas sin autorización, de esta forma windows ejecutará el programa pero no le permitirá modificar archivos claves del sistema tales como el registro de windows. Sin embargo, claro, habrá programas que generen algún error y se cerrarán por no tener los privilegios suficientes para ejecutarse como debe ser.

Otra posibilidad, es utilizar algún programa que use el método SandBox para ejecutar programas sospechosos haciéndolos creer que tienen todos los recursos y privilegios disponibles cuando en realidad están siendo ejecutados en un ambiente controlado por nosotros. Sí, semejante a una máquina virtual, pero en este caso sólo creamos un ambiente virtual para una aplicación y no todo un sistema virtual para ejecutar un sistema operativo. Un programa que cumple con dicho propósito es sandboxie. Espero que esta información les sea útil para mantener sus PC's más seguras.

2 comentarios:

  1. Me viene de perilla esta información, muchas gracias.
    He estado usando algunas máquinas virtuales para ejecutar algunos programas, pero esto no ocupan tantos recursos.

    ResponderEliminar
  2. De nada ^^

    Te recomiendo sandboxie. Es fácil de usar.

    ResponderEliminar